Sotos Históricos y Paseos Arbolados

Sotos Históricos, Aranjuez

TERRENO

Tierra, hierba.

PERFIL

Prácticamente plano. +/- 15 metros.

TEMPERATURA MEDIA

-

CIRCUITOS

De 4 a 20 kms, por Pico Tajo, Doce Calles, Soto de Legamarejo, Del Rebollo al Embocador.

Un poco de historia:

Los Sotos de Aranjuez fueron uno de los principales atractivos para hacer de él un Real Sitio, pues eran uno de los lugares elegidos por los Reyes para cazar, particularmente Carlos I que empezó a agregar Sotos y Dehesas al término de Aranjuez.

Los Paseos Arbolados son el elemento más singular y característico de Aranjuez. Están constituidos por un camino central flanqueado en sus márgenes por plantaciones de una a tres alineaciones de árboles, si en un principio los Paseos se usaron como forma de embellecer los accesos al Real Sitio mediante plantaciones en alineación, más tarde constituyeron el elemento que ha estructurado todo el territorio más próximo al núcleo palaciego, extendiendo al espacio ocupado por huertas, prados y bosques una urbanización basada en la naturaleza, reemplazando las fachadas urbanas por cortinas de arbolado.

Así se diseñó una trama geométrica de paseos que tenían múltiples funciones: separar terrenos de cultivo, ofrecer bellas perspectivas, hacer frescos y amenos los paseos de los cortesanos, servir de acceso a determinadas zonas, producir madera, etc…, sin embargo ninguna de estas funciones justifica por sí sola la enorme extensión de Paseos Arbolados que se construyeron y de los cuales han llegado a nuestros días más de 30 kilómetros.

Lo que se conoce hoy día como SOTOS HISTÓRICOS DE ARANJUEZ es la zona que alberga la mayoría de los Paseos Arbolados que aún quedan, están situados al norte del río Tajo desde la presa del Embocador por el este, hasta la junta de los ríos Tajo y Jarama por el oeste.

Datos para el Corredor/a.

El inmenso entramado de caminos en el entorno de la ciudad de Aranjuez hacen de este lugar uno de los preferidos para cualquier aficionado al senderismo, running, ciclismo y cicloturismo.

Se pueden encontrar multitud de posibilidades a la hora de elegir el circuito del día y todas ellas con la seguridad de estar alejado del tráfico a motor –está prohibido circular con vehículos- y con la protección que aporta el arbolado para el viento y para el calor veraniego.

Para que el corredor de fondo haga amena su práctica diaria es muy interesante combinar los circuitos de los Sotos con los Jardines del Príncipe o introducir el camino hasta El Cortijo de San Isidro en sus tiradas largas.