Real Cortijo de San Isidro

Real Cortijo de San Isidro, Aranjuez

TERRENO

Tierra

PERFIL

Prácticamente plano +/- 15 metros

TEMPERATURA MEDIA

-

CIRCUITO

De 9 a 10 kms ida y vuelta, Aranjuez-El Cortijo

Un poco de historia:

El Real Cortijo de San Isidro, es una EATIM (Entidad de ámbito territorial inferior al municipio) o pedanía de Aranjuez .

Nació como una explotación agrícola en 1766 por decisión del Rey Carlos III. Cuenta con una extensión de 1.126 hectáreas. Su particular diseño y su situación, a unos 6 km al nordeste de Aranjuez por la carretera de Colmenar de Oreja la hacen un lugar de obligada visita.

Tiene una Ermita o Capilla Neoclásica del siglo XVIII, además de la Casa Grande, la Real Bodega de Carlos III y su Cueva, recientemente restaurada, así como otras edificaciones. A la muerte de Carlos III, el Cortijo cayó en decadencia, ya que su hijo, Carlos IV, no tenía interés por la explotación agrícola.

El Cortijo fue desamortizado en el año 1868 durante el reinado de Isabel II, pasando a ser propiedad de particulares. En 1944, tras la guerra civil, el Instituto Nacional de Colonización compró las tierras a sus últimos propietarios procediendo a su parcelación, posteriormente construyó nuevas viviendas hasta completar el anterior casco antiguo. Tierras y casas fueron vendidas a los trabajadores que allí vivían y a otros colonos venidos de diferentes provincias. Ya en el siglo XX, (1957), se constituye la Entidad Local Menor del Pueblo Real Cortijo de San Isidro.

Datos para el corredor:

El camino desde Aranjuez, entre la fachada de los Jardines del Príncipe y la calle de la Reina (más adelante Carretera de Colmenar), entre la hilera de árboles y la verja de los mismos, es uno de los lugares más agradables y concurridos para corredores y ciclistas de todo Aranjuez. Está señalizado cada kilómetro, hay paneles informativos en sus extremos.

La temperatura media baja hasta tres y cuatro grados respecto a la ciudad de Aranjuez.

Al pasar el puente con el río Tajo, a unos 3 kms de la Puerta del Embarcadero, nos encontramos con el cruce que lleva al Real Cortijo de San Isidro, por la Calle San Isidro Labrador. Ésta carretera en la que no hay prácticamente tráfico está flanqueada por dos paseos estrechos con árboles a ambos lados que delimitan la “calle” con la huerta en la que se envuelve todo el camino y que aporta sensación de frescura constantemente.